jueves, 29 de septiembre de 2005

flores y vasos de vino

para festejar el cierre / dos horas de entretenimiento, seis días de absurdo

miércoles, 28 de septiembre de 2005

melinda and melinda

Título original: Melinda and Melinda - Dirección: Woody Allen
EEUU - 2004
Interpretación: Hiwetel Ejiofor (Ellis), Will Ferrell (Hobie), Jonny Lee Miller (Lee), Radha Mitchell (Melinda), Amanda Peet (Susan), Chloë Sevigny (Laurel), Wallace Shawn (Sy)
Guión: Woody Allen / Fotografía: Vilmos Zsigmond / Producción: Letty Aronson
Estreno en San Sebastián Film Festival: setiembre 17, 2004 - Argentina: mayo 2005
Género: comedia dramática




Existen esos "sofisticados", ricos y aburridos manhattanianos?. El drama humano se ha reducido a tales máscaras duales, que funcionan como réplicas de Woody, en departamentos de 5000 metros cuadrados?. Sorprende la integración y la fuerte atracción sobre las mujeres que logra el distraído (desentendido?) Ellis de Chiwetel Ejiofor. En la era Bush, le será tan fácil a un negro nieto de nigerianos nacido en Londres?. Melinda, es una "mujer que muestra una potente combinación de atractivo sexual, vulnerabilidad y misterio"?, como propuso Allen, o es una gran ironía, algo tosca, solamente pensada para la taquilla?

jueves, 22 de septiembre de 2005

"los fusilados" de goya

"Hay un fusilado que vive" escuchó Rodolfo Walsh una noche de verano de fines de 1956, mientras jugaba ajedrez en un bar de La Plata. La aseveración de Juan Carlos Livraga, un hombre que recibió dos balas policiales en pleno rostro, motivó la investigación sobre los fusilamientos en los basurales de José León Suárez. Walsh escribió "Operación Masacre" y las ediciones, desde 1972, tienen como tapa un recorte de la obra del español Francisco de Goya

la sombra de heidegger

La rápidez, la velocidad, el inmediatismo mercantil se devoran el tiempo / El tiempo es sólo rapidez: reinan la fugacidad, el aturdimiento

miércoles, 21 de septiembre de 2005

j. b. pontalis

La tristeza mata a la imaginación. Debo confundir la tristeza y el aburrimiento, esas dos formas del rechazo.
Cuando estoy triste, es porque algo me es rehusado. Cuando caigo en el aburrimiento (prefiero pensar que se abate sobre mí) soy yo quien rechaza todo lo que podría ser un don.